La lengua de las mariposas


Posted in , , |

Buscando actividades para mi nueva programación didáctica me encontré con un antiguo trabajo que realicé en la facultad. Es un análisis de la película y el libro "La lengua de las mariposas".


Una de mis películas favoritas, siempre que la veo acabo emocionada, pensativa... no importa las veces que la haya visto. Supongo que por eso cuando me mandaron realizar este análisis también me analicé un poco a mí misma.


Os dejo que leáis el trabajo y espero que os anime sino a leer el libro si a ver esta maravillosa película.






LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS.


“Ese infierno del más allá no existe. El odio, la crueldad, eso es el infierno… A veces el infierno somos nosotros mismos.”

La lengua de las mariposas” es una recopilación de relatos del escritor Manuel Rivas; el que lleva éste nombre afecta a un niño, Moncho o Gorrión, y un maestro de escuela de un pueblo gallego. La relación entre estos dos personajes: un niño que aprende de su maestro los misterios de la vida y la naturaleza y que en un último momento por factores externos, políticos y sociales, se ve obligado a traicionar esa amistad para salvar a su familia, es la que lleva el peso de toda la película


INTRODUCCIÓN. CONTEXTO SOCIAL, CULTURAL Y POLÍTICO DE “LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS”

1936… y en un pequeño pueblo de Galicia un niño asiste por primera vez a la escuela. En su cabeza vuelan ideas sobre lo que va ser su vida a partir de aquel instante. Una figura amenazante y espeluznante puebla sus sueños: El Maestro. “¡Ya verás cuando vayas a la escuela!” Resuenan las palabras mientras le corroe el miedo.

1936… y en un pequeño pueblo de Galicia un maestro de escuela sueña con una España libre. Entrar en clase para encontrarse con una docena de rostros con la palabra “Futuro” grabada en sus frentes. Les mira, les observa y el orgullo llena de arrugas su cara.

1936… y allá en alguna parte de España unos hombres pronuncian las palabras: “DIOS, PATRIA”

Cuando hablamos del contexto de “La lengua de las mariposas” estamos hablando de una España de 1936, gobernada por una republica izquierdista que aboga por la reforma social y cultural de un país, que alejado de la Europa liberal, ha tomado otros caminos. Hablamos de un pueblo gallego y de sus gentes, tanto republicanas como nacionales; y hablamos de la relación entre un maestro de escuela, republicano, y un niño pequeño que por primera vez, tras una larga enfermedad, asiste a la escuela. Un niño cuyo padre es republicano y cuya madre es “una mujer piadosa”.
De esto hablaremos cuando nos refiramos al contexto a lo largo de este trabajo.


ESCUELA Y CONTEXTO.

“ Si conseguimos que una generación, una sola generación, crezca libre en España ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad…”


Ante la pregunta: ¿De que manera puede afectar el contexto a la escuela? Se nos ocurre una respuesta bastante lógica:
Si nos encontramos bajo un dominio político dominante, dictatorial, el contexto afecta de manera dictatorial a la escuela, es decir, convierte a la escuela en una “fabrica” de la cual salen personas dispuestas a obedecer, trabajar y guardar silencio. Una escuela en la que el dialogo, el debate y el libre pensamiento están vedados… ¿Qué se espera de esa escuela? Nos preguntamos. Nuestra respuesta es que creé una sociedad incapaz de responder eficazmente a los abusos del sistema político. Una sociedad “domesticada”.

Nuestro maestro (el maestro de “La lengua de las mariposas”) , aquí y bajo el peso de esta pregunta, nos responde: “Si conseguimos que una generación crezca libre en España ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad. Nadie les podrá robar ese tesoro.”

El maestro nos responde así también a la pregunta: ¿En qué medida puede afectar la escuela al contexto? Pero ¿puede “realmente” la escuela hacer algo contra un contexto dominante y dictatorial, una familia atemorizada o los “ideales” familiares establecidos?

En la escena final de “La lengua de las mariposas” vemos como Moncho, el niño, el alumno, obedece las ordenes de su madre para salvar a su familia de un destino mortal. Vemos como corre tras un camión que lleva a varios hombres “al campo” mientras tira piedras y lanza insultos. En ese camión viaja el viejo maestro, el mismo que le ha enseñado a observar las maravillas que existen en rededor y a aprender de ellas… a respetarlas… amarlas…

Moncho grita en el último momento: “¡Tilonorrinco!” y aquí es donde hemos de sacar nuestras conclusiones. ¿Por qué grita Gorrión esa extraña palabra, esa “mágica” palabra? ¿Quizás llevado por la rabia o la confusión? ¿rabia porque ha sido engañado o porque le arrebatan a un ser amado? ¿confusión porque no entiende lo que ocurre o porque lo entiende demasiado bien?


LA ESCUELA DE “LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS”

“…¿Y usted qué piensa?”

En este caso la escuela es el maestro. El peso de la “educación académica” recae sobre una persona: la figura del maestro. Se espera de él, como vemos en la escena en la que aparece el “cacique del pueblo” con dos capones para el maestro, que les enseñe a los niños a leer, escribir y hacer cuentas… lo demás parece secundario. Sin embargo el maestro de “La lengua de las Mariposas” da especial importancia a la naturaleza y a los valores que se aprenden de ésta. La armonía, la belleza… Aprovecha la curiosidad innata de los niños para llevar a cabo esta tarea educativa.

El maestro es una figura respetada y temida. Moncho al comienzo de la película es incapaz de dormir a causa de la inquietud y el miedo que siente ante esta figura “No quiero que me peguen” dice. Pero el hombre con el que se encuentra la mañana siguiente no es el “monstruo” que puebla sus sueños. Acaba por convertirse en una figura a la que amar y respetar, un sabio al que hablar, un consejero al que escuchar.

Si queremos saber qué clase de escuela estamos viendo en esta película no hay más que fijarse en una escena particularmente. Moncho y el maestro están en un huerto comiendo manzanas y Moncho pregunta al maestro por La Otra Vida. “¿Qué dice su madre?” pregunta el maestro, tras la respuesta vuelve a preguntar el maestro “Y ¿qué piensa su padre?” tras la respuesta: “Y ¿USTED QUÉ PIENSA?” Tres frases, tres preguntas y tres respuestas que resumen el contexto social y cultural de un niño y además nos muestran una manera de enseñar, y de aprender. ¿De qué nos valen los datos, contenidos, estadísticas… si no somos capaces de darles un sentido, de colocarlas mental y moralmente en un contexto personal o social o cultural o político? ¿Si no somos capaces de pensar por nosotros mismos, de sacar conclusiones? La escuela de “La lengua de las mariposas” desea que demos respuesta a estas preguntas. El maestro de “La lengua de las mariposas” lo desea.


CONCLUSIÓN.

Este trabajo pretendía que respondiéramos a varias preguntas: ¿En qué medida puede la escuela afectar al contexto?, ¿En qué medida puede afectar el contexto a la escuela?, ¿Cuáles son las claves por la que el contexto afecta a la organización de la escuela? y ¿Cuáles son las claves por las que la organización de la escuela afecta al contexto?

Una de nuestras primeras conclusiones es que la escuela puede servir tanto para mantener una estructura social como para cambiarla. Queremos decir con esto que la estructura políticas y sociales de una ciudad, comunidad o nación son influenciables por la escuela en la medida en la que ésta esté potencialmente de acuerdo o en desacuerdo con ellas y, lo más importante, posé o no los medios necesarios para hacerle frente. De la misma manera la escuela es influenciable por las estructuras políticas y sociales de una ciudad, comunidad o nación en la medida en la que está subordinada a ellas.
Tenemos pues una relación “Dominador – Dominado” o una relación de “Acuerdo – Aprendizaje”.

No cabe duda que escuela y contexto se influencian y afectan mutuamente. Y pensamos que la clave para unas buenas relaciones entre ambos serán siempre el respeto y la tolerancia, para que no lleguemos nunca a ese “Infierno” del que nos habla el maestro en “La lengua de las mariposas”.


RAQUEL P.V.

Comments (2)

de que trata

de que trata

Entradas Relacionadas